La Liga de Voleibol Superior, pero sobre todo esta serie final, ha servido de vitrina para que el gran público pueda apreciar la calidad de Natalia Martínez.

La joven salidora ha tenido papeles protagónicos en la mayoría de las más importantes medallas que ha obtenido el país en toda su historia, pero pocos la reconocen cuando se pasea por calles y plazas.

“Natalia es increíble. Para mí es un fenómeno”, manifestó Wagner Pacheco, su entrenador en el equipo del Mirador y  a distintos niveles desde que entró al Proyecto Nacional de Voleibol Femenino en el 2011.

“Es una jugadora agresiva en el ataque, agresiva en el saque, que tiene un recibo regular y le gusta entrenar”, enfatiza el técnico brasileño.

“La Menor”, como casi todos le llaman por los predios del voleibol, forma junto a Bethania de la Cruz, probablemente, el más mortal binomio de salidoras en un torneo local.

“Es una estrella”, afirma “Betty”, una de las mejores jugadoras de punta del mundo, sobre su joven compañera.

“Ella siempre escucha y ha mejorado muchísimo en cuanto a la responsabilidad”, destaca.

Estar con una trotamundos como Bethania en cada juego con el Mirador, es algo que Natalia aprecia y saca provecho.

“Tiene mucha experiencia. Es una jugadora que siempre se mantiene en calma. No nos presiona y siempre nos ayuda”, expresa la jugadora de 6-1 de estatura.

“Es muy emocionante poder jugar a su lado”. .

CIFRAS
89
Dos contra el rest
o
Bethy y Naty han cargado con el peso de la ofensiva de Mirador también en la final con 51 y 38 puntos, respectivamente, para ser las dos mejores en los dos primeros encuentros.

80
Intentos de ataques.

Con 80 swings  realizados en la ronda final, “La Manor”  escolta a su estelar compañera (108) y a Erasma Moreno (86), de las Caribeñas.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.