El torneo de voleibol femenino de los Juegos Deportivos Nacionales Hermanas Mirabal 2018 dejó claro una gran tarea para las demás regiones fuera de la Zona Metropolitana, aunque básicamente en el Distrito Nacional, que es donde resposa el mayor talento.

El equipo femenino metropolitano llegó a Salcedo como el claro favorito de esos Juegos. El resto fue a luchar por la plata. Pero el equipo que dirigieron Wilson Sánchez, Cristian Cruz y Héctor Romero llegó con una meta que pocos o ningún conjunto se puede proponer. El equipo llegó a Villa Tapia, donde se disputó el torneo, con la meta de conquistar el primer lugar sin perder un set, conocedor de que el oro era para esa selección.

De todo eso, lo que más preocupa fue el comentario realizado por un técnico del voleibol dominicano.

El punto es que fuera de la Zona Metropolitana y algunas muy pocas jugadoras, el resto, sin menospreciar, carece de la calidad o el talento para integrarse al proyecto de las selecciones nacionales femeninas.

Le queda entonces una gran labor pendiente a toda la geografía nacional. Que se tenga conocimiento, solo en el país existen tres escuelas de voleibol femenino: la Escuela de Voleibol de San Cristóbal (Evosancris), que lideran Carlos Ruiz y David Dionicio; la de Ramón Salcedo, que funciona en La Vega y la del Proyecto de Voleibol, que preside Cristóbal Marte, son las únicas tres instituciones que trabajan por el voleibol femenino.

Los equipos participantes, además de la Metropolitana y que quedaron en el orden a mecionar fueron: La Zona Norte, la Sur, Este, Quinta Zona (Hermanas Mirabal), Octava Zona (Europa) y Sexta Zona (Nueva York).

Una simple matemática registra a 84 jugadoras y que de ahí las de la Metropolitana, junto a Yaneirys Rodríguez (Norte) el resto no amerite la consideración de los técnicos del proyecto de selecciones nacionales femeninas deja la balanza muy inclinada hacia un solo lado.

En consecuencia les toca a las asociaciones trabajar en el desarrollo de jugadoras. Más aún, de las jugadoras que ganaron premios individuales solo Natalia Martínez y Yanly Féliz están en el proyecto. Ni siguiera María Fernández que ganó la triple corona (mejor receptora, defensa y libero) entra en la selecciones de categorías menores.

Ramón Salcedo, del Norte, fue más duro aún al señalar que de las 32 asociaciones del país, 18 no hicieron torneos de categorías menores en ninguna de las ramas. Y ahí nace otra tarea pendiente para la Federación Dominicana de Voleibol.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.