Serena Williams ya se muestra físicamente impecable. La tenista estadounidense de 37 años ha dejado atrás el sobrepeso de la maternidad y ya presume en las redes sociales de una figura atlética y escultural.

Serena, quien dio a luz a Alexis Olympia Ohanian Jr. el 1 de septiembre de 2017, ha recuperado su excelente estado de forma. Tras una primera temporada de adaptación, en la que jugó pocos torneos pero logró alcanzar las finales de Wimbledon y el US Open, ya se muestra lista para recuperar su trono.

Según informó MTO News, ha perdido más de 20 kilos. Llegó a alcanzar los 90 kilos después del parto y  ahora está en poco más de 65, un peso que se asemeja mucho al de sus mejores años deportivos.

Este año ha disputado la Copa Hopman y el Australian Open , donde cayó en cuartos de final ante Karolina Pliskova y, tras un mes de descanso y duro trabajo, está previsto que vuelva a jugar a principios de marzo en el torneo de Indian Wells.

“Eres fenomenal”, “ya estás lista para volver a ser la número uno”, y “eres mi heroína”, fueron algunos de los comentarios que sus seguidores publicaron en su Instagram. A un año y cinco meses después de convertirse en madre, Serena ha mostrado los progresos físicos que ha conseguido, todo un mensaje de que pretende volver a levantar algún trofeo y pelear por cada título de Grand Slam .

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.