La ex tenista estadounidense Martina Navratilova mediante una columna en The New York Times apoya el fondo de la reivindicación de Serena pero no en sus formas:
“Serena tiene algo de razón. Hay un doble rasero para las mujeres cuando se trata de cómo se castiga el mal comportamiento, pero en su protesta contra el árbitro en parte no tiene razón. Fue una equivocación por su parte”.
En estos últimos días se ha abierto más el debate acerca si el tenis es un deporte machista. Navratilova manifiesta que hay un doble rasero y que a lo mejor la decisión hubiese sido diferente en caso de que fuese un tenista masculino: “No creo que sea una buena idea aplicar un estándar de: ‘Si los hombres pueden salirse con la suya, las mujeres deberían poder hacerlo también’. Más bien, creo que la pregunta que debemos hacernos es: ¿Cuál es la forma correcta de comportarse para honrar a nuestro deporte y respetar a nuestros oponentes?”.
Navratilova no está de acuerdo con Serena en sus formas. La ex número uno del mundo declara que una tenista como Serena que lleva tantos años en el circuito no puede comportarse de esa manera en una final de Grand Slam: “Fue aquí cuando la señora Williams realmente comenzó a perder la cabeza de tal manera. Ella y el señor Ramos estaban, en efecto, hablando el uno del otro. Ella insistía en que no hacía trampa, algo completamente creíble, pero al mismo tiempo hacía una observación sobre la cual él, en ese momento, tenía poca discreción”.
Para finalizar, Martina Navratilova no se moja a la hora de señalar si la decisión de Carlos Ramos hubiese sido otra si hubiese estado en la final masculina del US Open: “Es difícil de saber, y discutible, si la señorita Williams podría haberse salido con la suya llamando ladrón al árbitro si fuera un jugador masculino. “Necesitamos echar un vistazo a nuestro deporte sin lentes de color rosa y eliminar cualquier inconsistencia y prejuicio que pueda existir. El tenis es un deporte muy democrático y debemos asegurarnos de que siga siendo así. Pero también necesitamos que los jugadores, como individuos, se comporten con respeto por el deporte que tanto amamos”, concluyó la 18 veces campeona de Grand Slam en su columna en el prestigioso diario estadounidense.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.