La tenista española Garbiñe Muguruza aseguró que “cuando se habla de mujer y deporte” todo se reduce a ver “si es bonita o no” preguntada sobre el buen rendimiento del deporte femenino español, que está siendo más prolífico que el masculino en las dos últimas ediciones de Juegos Olímpicos.
La hispano-venezonala, que no pudo conseguir medalla en Río de Janeiro, tiene claro que “hoy en día” sigue predominando el deporte masculino. “Sigue siendo 90-10 para los hombres, es verdad, pero el deporte femenino también es grande y se igualará con el tiempo. Por tradición y cultura todo está enfocado al deporte masculino y hace falta tiempo”, explicó en una entrevista para el nuevo número de Vogue España.
“En muchos momentos, la gente se fija más en cómo llevas el pantalón corto o qué abdominales tienes (…) Cuando se habla de mujer y deporte se reduce a ver si es bonita o no”, manifestó Muguruza, número tres del ránking de la WTA.
Por otro lado, la jugadora nacida en Caracas fue preguntada por la número uno, la estadounidense Serena Williams. “En el ámbito competitivo todo lo que hace es para intimidarte. Absolutamente todo. Gasta su energía en eso para que luego resulte más fácil. Cada una tiene sus armas para ganar. La mía no es exactamente esa”, reconoció.
Casi dos décadas después de que Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez elevaran el tenis de élite femenino a lo más alto, Garbiñe puso fin a esta sequía con su título, hace dos meses, en Roland Garros, donde venció precisamente a la pequeña de las hermanas Williams.
Además, Muguruza repasa en la entrevista sus inicios en el mundo del tenis. “Toda mi familia adora el tenis, nuestra ilusión era que uno de los tres hermanos llegase a lo más alto. Mis hermanos no lo pudieron conseguir, pero que la pequeña de la casa lo haya hecho ahora es una ilusión hecha realidad, la recompensa al esfuerzo de mis padres”, indicó.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.