El CEO de la WTA, Steve Simon, ha criticado a la organización de Roland Garros por programar las dos semifinales femeninas fuera de la pista central. La decisión se tomó después de que la jornada del miércoles fuera suspendida por la lluvia, causando así un atasco en la programación del torneo.

Las semifinales femeninas, originalmente programadas para el jueves, se cambiaron al viernes, pero ninguna de las dos se jugará en la pista central. La número uno británica, Johanna Konta, se enfrentará a la checa Marketa Vondrousova en la pista Simonne Mathieu, la tercera cancha en importancia, mientras la australiana Ashleigh Barty y la estadounidense Amanda Anisimova jugarán en la segunda, la Suzanne Lenglen.

Las dos semifinales masculinas, que enfrentarán a Rafa Nadal contra Roger Federer y a Novak Djokovic contra Dominic Thiem, permanecen según estaba planeado en la pista central Philippe Chatrier.

“No hay duda de que la programación se ha visto alterada por las condiciones climáticas y la WTA entiende los problemas derivados de ellas”, dijo Simon en un comunicado.

“Pero estamos muy decepcionados porque las dos semifinales femeninas se han programado fuera de la pista central, una decisión que consideramos injusta e inapropiada”, añadió.

“Las cuatro mujeres que han llegado tan lejos se han ganado el derecho a jugar en el escenario más grande. Creemos que eran posibles otras soluciones que hubieran beneficiado tanto a los espectadores como a todos los jugadores”, continuó Simon.

El director del torneo, Guy Forget, dijo el miércoles que las inclemencias del tiempo podrían hacer que las finales masculinas y femeninas fueran retrasadas respectivamente al domingo y al lunes.

En el torneo de 2012, igualmente interrumpido por la lluvia, la final masculina en la que Rafa Nadal venció a Novak Djokovic se disputó en un lunes.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.