El circuito femenino de tenis (WTA) está abierto a las jugadoras transgénero, afirmó el viernes a la AFP su presidente, después de las recientes declaraciones de la mítica Martina Navratilova, que las había considerado “tramposas”, lo que motivó una disculpa posterior.

“La WTA siempre ha defendido la tolerancia y la igualdad de oportunidades”, subrayó Steve Simon por teléfono desde Shenzhen (China), donde participaba en la presentación del próximo Masters femenino.

En su opinión, la política del circuito femenino es acorde a los estándares olímpicos: las deportistas transgénero pueden competir a condición de que se verifique su nivel de testosterona.

“Actualmente tenemos ya reglas que se aplican (a las personas transgénero)”, añadió. “Nuestra posición no es forzosamente la misma que la de Martina, pero respetamos todas las posiciones… Ella desea que este tema se debata en profundidad y no me sorprende”, dijo.

Navratilova, campeona de 18 torneos del Grand Slam, fue acusada de “transfobia” tras una tribuna publicada el pasado mes en el diario británico The Times. Allí escribió que el hecho de autorizar a “hombres que deciden convertirse en mujeres” en competiciones femeninas se asemeja a las “trampas”. Pidió disculpas después, tras el revuelo generado.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.