El deporte da revancha, sin dudas. Y eso bien lo sabe Simona Halep, quien en cuatro meses tiene la cuarta posibilidad de ganar un partido para ser la nueva Nº1 del mundo. Ahora se da en Beijing, donde juega en semifinales con Jelena Ostapenko, quien justamente la privó de escalar hasta la cima del ranking de la WTA al darle vuelta la final de Roland Garros.
Con 26 años, Halep quiere convertirse en la 25ª mujer en llegar a lo más alto de la clasificación, ahora en poder de la española de origen venezolano Garbiñe Muguruza. Sin dudas, con la estadounidense Serena Wiliams -que fue mamá por primera vez- afuera del circuito, hay muchas en pugna por la cima y esta pelea continuará hasta las Finales WTA de Singapur.
Halep dispuso de su primera ocasión de ser número uno en el citado Abierto de Francia, pero cayó ante la sorpresiva Ostapenko. La rumana se llevó el set inicial, pero la letona se destapó y le impidió ser la nueva reina y además lograr su primer título de Grand Slam.
La segunda chance la tuvo en Wimbledon, donde perdió con la británica Johanna Konta en cuartos de final, en un durísimo duelo de tres sets. La tercera llegó en Cincinnati, aunque la derrota fue la más abultada y por amplio margen, ya que Muguruza aplastó a Halep en la definición cediendo un solo juego, para así acercarse a Karolina Pliskova. Ya en el US Open, la española pasó a la checa y se transformó en líder.
Y ahora en Beijing la lucha se puso más caliente cuando Muguruza, en su debut, abandonó al sufrir un virus en su choque con la checa Barbora Strycova, siendo abucheada por el público. Ahora Halep aprovechó la caída de la ucraniana Elina Svitolina en cuartos de final, quedando a una victoria, una vez más, de ser la nueva reina del circuito.
Svitolina debía ser campeona en China, mientras que la posibilidad de Halep era ser finalista, pero no cayendo ante la ucraniana. Sin la Nº3 en carrera, la rumana necesita vengarse de Ostapenko (8ª en el ranking) de aquella derrota en París para bajar de la cima a Muguruza. Otra chance de lujo para Halep, que espera concretar y quitarse esa gran espina.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.