Simona Halep encara en el WTA Premier Sydney 2019 el inIcio de una temporada atípica para ella; la rumana llevaba años comenzando con la obligación moral de adjudicarse un gran título. La tensión que ello genera dificultó su tarea, y da la sensación de que incluso después de lograrlo, todo ha cambiado en la vida de Simona. Su ruptura con el entrenador que elevó su tenis a un estatus superior, Darren Cahill, deja una profunda huella en una mujer cuyo gran reto será encontrar ambiciones renovadas para continuar trabajando con la misma entrega que siempre. No tiene ya nada que demostrar, pero esto puede ser un arma de doble filo para una jugadora que empezará el año sin entrenador.

“Mi decisión es irrevocable. Voy a estar tres o cuatro meses sin entrenador. Necesito relajarme. Llevo años con muchísima presión y ahora no quiero comprometerme con nadie. El 2018 fue muy complejo a nivel emocional y no me veo con capacidad para adquirir un compromiso tan férreo como el que exige tener un entrenador. No sé si saldrá bien, aunque creo que puedo hacer cosas positivas yo sola”, afirma Simona, en unas declaraciones que rozan peligrosamente la fina línea que separa la felicidad del conformismo. “Mi vida no es solo tenis. Intento disfrutar de muchas cosas, y ahora que ya gané un Grand Slam, estoy disfrutando de otras cosas”, desvela en la web oficial de la WTA

Su pretemporada no ha sido la idónea debido a unas molestias en su espalda que limitaron sus entrenamientos. “Estuve seis semanas sin hacer nada de tenis, solo gimnasio para recuperar y fortalecer la espalda. En el tramo final sí he podido entrenar al 100% y disputar algunos sets. La verdad es que seis semanas sin tenis… es mucho. Disfruté mucho con amigos, organicé fiestas, conocí gente. Siento que he vivido plenamente, estoy descubriendo la vida real. Me siento bien, estoy feliz y sigo motivada para cuajar una buena temporada”, comenta Simona. que se marca retos.

“Pretendo mejorar mucho mi actitud en pista, y eso solo se puede hacer trabajando duro. Si estoy plenamente saludable, creo que podré comenzar muy bien”. Con la vista puesta en el Open de Australia 2019, donde defiende el puesto de finalista alcanzado el pasado año, Simona Halep habló sin tapujos de su relación con Darren Cahill. “Los cuatro años compartidos con él han sido los mejores de mi vida. Tomó la decisión porque la familia es lo primero, y eso lo respeto totalmente. Hablamos casi todos los días, le pido consejos y me los da como un buen amigo, eso es lo que somos”. Será interesante comprobar si esa aparente tranquilidad, se traduce en un tenis agresivo y libre de ataduras o en una relajación y falta de tensión competitiva.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.