SAO PAULO— Maria Bueno, la leyenda del tenis brasileño que ganó tres títulos de singles en Wimbledon y cuatro Abiertos de Estados Unidos en las décadas de 1950 y 1960, falleció tras padecer un cáncer labial. Tenía 78 años.

Bueno había sido ingresada al hospital Nove de Julho en Sao Paulo el martes y el hospital confirmó su deceso el viernes. El hospital indicó en un comunicado que no emitiría más detalles sobre el deceso de Bueno por respeto a su familia.

“Un día muy triste para el deporte. Brasil y el mundo han perdido a una verdadera leyenda del tenis”, tuiteó el Comité Olímpico Internacional, una de varias organizaciones deportivas y tenistas profesionales que elogiaron el legado de Bueno.

Apodada “La Bailarina del Tenis” por la gracia de su estilo de juego, Bueno cumplió la mayor parte de su carrera en las canchas antes de la era profesional.

La brasileña ganó 19 títulos de Grand Slam en total, siete en singles, 11 en dobles y uno en dobles mixtos, entre 1959 y 1966. También alcanzó la final de singles en el Abierto de Australia y en el Abierto de Francia.

Bueno fue exaltada al Salón de la Fama del Tenis Internacional en 1978 y se desempeñaba recientemente como comentarista en la televisión brasileña en emisiones de Wimbledon, el US Open y otros grandes torneos de tenis.

Bueno conquistó su primer título de Grand Slam en el Wimbledon de 1959, cuando tenía 19 años. En su “Enciclopedia del Tenis”, el periodista Bud Collins la describió en su momento como la “incomparable bailarina y vistosa Bueno”.

“La belleza de su volea, jugando con imponente audacia y estilo, la ágil brasileña se convirtió en la primera mujer sudamericana en ganar el (título de) singles de Wimbledon”, escribió Collins.

Mimada en Brasil tras alzar el trofeo, Bueno se convirtió en uno de los símbolos del cambio del país, de rural a moderno.

Bueno llegó a ser la número uno del mundo en 1959, 1960, 1964 y 1966. Fue la primera jugadora no estadounidense en consagrarse en Wimbledon y el US Open en una misma temporada.

Billie Jean King, quien venció a Bueno en la final de Wimbledon 1966, y que luego fue el motor para el inicio del circuito profesional femenino, dijo que la brasileña fue una de las jugadoras que hizo que el tenis dejara de ser un deporte totalmente dominado por los hombres.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.