La italiana Sofia Goggia se ha proclamado campeona olímpica de descenso en los Juegos de PyeongChang al ganar este miércoles la prueba disputada en la estación surcoreana de Jeongseon, en la que la estadounidense Lindsey Vonn capturó bronce.
Goggia, de 25 años, cubrió la pista, de 2.775 metros -con salida a 1.275 metros y un desnivel de 730- en un tiempo de un minuto, 39 segundos y 22 centésimas, nueve menos que la noruega Ragnhild Mowinkl, que se colgó al pecho la plata.
Lindsey, que a los 33 años disputa sus últimos Juegos y que quería ganar oro para dedicarle la medalla principal a su abuelo fallecido, se tuvo que conformar con el bronce, al invertir 47 centésimas más que Goggia, flamante campeona olímpica de la prueba reina del esquí alpino.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.