Cuando se cansó de repartir líneas en forma de primicias sobre los Navegantes del Magallanes, la periodista Andreína Salas Guzmán guardó los tubos y pasó de informada a informante como jefa de prensa de los Leones del Caracas. Su desenvolvimiento en el cargo convenció a sus superiores de que podía ser más que una correa de transmisión entre las oficinas del club y los voraces periodistas, hambrientos de noticias. Ahora será asistente a la gerencia general y la primera mujer con ese rango en una divisa de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

A los 29 años de edad Salas Guzmán asistirá a su colega Richard Gómez, quien dejó atrás una carrera de dos décadas en Cardenales de Lara para asumir la gerencia deportiva del Caracas en reemplazo de otro fablistán: José Manuel Fernández, quien para la temporada 2019-2020 formará parte del tren ejecutivo de Bravos de Margarita. En la LVBP la prensa es más que el cuarto poder.

Salas Guzmán, egresada de la Universidad Monte Ávila, colaborará con Gómez y serán ellos los que remen. Cuando Fernández renunció a la gerencia deportiva, a principios de año, el presidente de los Leones, Luis Ávila, tenía en mente ensamblar un cuerpo colegiado para la toma de decisiones. Ese comité debía incluir a un expelotero que aportara su experiencia desde el terreno. Según Ávila la indefinición reinante en el país lo persuadió de actuar conservadoramente y desistir de la idea; optó por hacer promociones internas y operar con personal reducido. Fue así como Andreína dejó la Sala de prensa para hacerse una pionera en el beisbol venezolano. “Ninguna mujer había ocupado antes ese cargo en un equipo de la LVBP”, afirma el historiador especializado en beisbol Javier González, autor de varios libros sobre el pasado del primer pasatiempo nacional.

“Andreína ha demostrado integridad, capacidad y mística en su trabajo”, explica Luis Ávila el nombramiento. “Somos partidarios de siempre dar oportunidades y preferencia a la gente que ya tenemos, y ella ha merecido esa promoción”.

Al sentar a Andreína en la Sala situacional el Caracas da un paso adelante en materia de igualdad de género. “No hay ninguna razón para no darle la oportunidad por el hecho de ser mujer”, sostiene Ávila.  “Lo va a hacer bien, y de aquí en adelante está en sus manos adónde llegar”.

Richard Gómez, su colega y jefe, al que alguna vez llamó en busca de información, sostiene que la presencia de Salas es muy importante para él, “pues ya conoce al equipo, a los jugadores, y es muy organizada con las estadísticas”.

Andreína Salas, la periodista de las exclusivas sobre Magallanes, espera darle a los caraquistas el “Breaking News” del campeonato 21, que va para diez años engavetado.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.