Carolina Marín reina en lo alto de la historia del bádminton. La campeona onubense se convirtió en la primera jugadora de la historia que conquista tres títulos mundiales tras imponerse a la india Pusarla Shindu por 21-19 y 21-10, en 25 y 21 minutos, trofeo que añade a los conseguidos en 2014 y 2015. Ambas jugadoras se habían enfrentado en la final olímpica, con el mismo resultado exitoso para la española.

Era la final alternativa. El resto de los títulos fuera de la competición femenina individual se ventilaron entre Japón y China, lo que alimenta el tamaño de lo conseguido por Marín, la única jugadora no asiática del domingo.

El conocimiento entre ambas era absoluto. Se vienen enfrentando desde el Mundial junior de 2010. Y aunque Carolina, de 25 años, había ganado el partido más importante, el de Río, el cara a cara estaba igualado a seis. Es más, desde la final olímpica, sólo había derrotado a la india una vez.

Carolina se anotó el primer punto, pero la india llevó la iniciativa desde el 2-0. Shindu cargaba el juego a la derecha de Carolina y le sirvió para abrir hueco hasta el 5-8 y luego al 8-11. Fernando Rivas, su entrenador, le pedía más profundidad, que no dejara el volante de las plumas del ala izquierda de los gansos tan cerca de la red.

El descanso no varió el discurrir del partido. Pusarla abrió el tanteo hasta 9-14, aunque jugaba a la defensiva. Carolina afinó entonces sus ataques y, unido a dos errores no forzados de la asiática, se puso 16-15. Y aunque Shindu recompuso la figura, un ataque cruzado en el segundo punto de set le permitió llevarse la manga por 21-19.

Un estudio cifró en casi un 50 por ciento el tiempo real de juego en lo que dura un partido, muy superior en porcentaje al tenis, por ejemplo. Cuando Marín está en pista, el porcentaje se eleva. Lleva el juego al extremo físico. Esa velocidad de piernas la activó en el inicio de la segunda manga. Arrancó a toda máquina (5-0 y 7-1) y viéndose arriba se lanzó a la yugular de Pusarla, que estaba noqueada. En 10 minutos se situó con un contundente 11-2.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.