La china Jianjiahe Wang está dispuesta a convertirse en otra dura piedra de toque para las estrellas del fondo mundial de natación, dominado con puño de hierro en los últimos años por Katie Ledecky.

Wang, quien ya brilló en los Juegos Asiáticos y que en la Copa del Mundo de Eindhoven se quedó muy cerca de arrebatarle el récord del mundo en piscina corta de los 400 libre a Mireia Belmonte, ha cumplido con sus amenazas y en la segunda oportunidad que se le ha presentado ha acabado con la hegemonía de Mireia en la tabla de récords.

Lo ha hecho en una final de la Copa del Mundo de Budapest en la que Belmonte ha sido sexta con 4:07.43, una plaza por detrás de Catalina Corró (4:05.88, marca personal tras rebajar los 4:06.15 que marcó en Eindhoven) y una por delante deJimena Pérez (4:08.60).

Con un tiempo de 3:53.97, Wang, de apenas dieciséis años de edad, ha rebajado los 3:54.52 que Mireia tenía en la tabla de registros desde la Copa del Mundo de Berlín del año 2013, competición en la que hizo doblete de plusmarcas tras lograr también la de 800 libre. Todavía le restan en la tabla de récords esa de 800, la de 1500 libre, la de 200 mariposa y la de 400 estilos.

La marca de Wang es también récord del mundo júnior, ya que todavía se encuentra en esta edad, y deja atrás sus 3:54.63 de Eindhoven de hace unos días, una cita en la que ya avisó de que podía batir el récord de Mireia.

Wang ha marcado la pauta desde el inicio, en el que le ha metido casi un segundo a Leah Smith, finalmente segunda con 3:58.94, y a Femke Heemskerk, tercera con 4:00.03. Corró, Mireia y Jimena han nadado siempre respectivamente en la quinta, la sexta y la séptima plaza de la final. Las españolas, especialmente Mireia, siguen cogiendo así metros de competición en este inicio de temporada.

Belmonte lo seguía haciendo poco después en unos 200 mariposa en los que pagaba el esfuerzo de la prueba anterior. Mireia sufría ante el tirón de salida de la china Yufei Zhang y ya no podía recuperar terreno en una prueba en la que acababa octava con 2:13.12, lejos del resto de competidoras. Entre ellas iba de menos a más una Katinka Hosszu que se imponía con 2:13.14 tras rebasar a Zhang en el último largo.

Hosszu también se llevaba el gran duelo del día, el de los 100 estilos. Con un tiempo de 57.64 segundos derrotaba a Sarah Sjöström, segunda con 57.75, y a Kathleen Baker, tercera con 58.02. Emily Seebohm (58.33) se quedaba fuera del podio.

Donde no daba opciones Seebohm era en los 50 espalda. Con un tiempo de 26.05 segundos se llevaba un duelo a varias bandas con Georgia Davies (26.13), Ranomi Kromowidjojo (26.19) o Kathleen Baker (26.30), entre otras. Mientras, Ranomi también se apuntaba un triunfo tras derrotar a Sjöström en otro gran duelo (23.23 por 23.36) en la final de los 50 libre.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.