Tras la renuncia de sus ministros de Ecología y Deportes, Emmanuel Macron nombró a François de Rugy y a Roxana Maracineanu para reemplazar a los dimisionarios.
Este martes 4 de septiembre se anunciaba como un día clave para el Gobierno francés. Emmanuel Macron debía renovar su gabinete tras la sorpresiva renuncia la semana pasada de su ministro de Ecología, Nicolas Hulot, el más popular del Ejecutivo, y quien se quejaba de “avanzar solo a pequeños pasos”.
Pero minutos antes de las declaraciones de Macron, la ministra de Deportes Laura Flessel hacía pública su renuncia a través de un comunicado en el que alegaba “razones personales” y la motivación de retornar a “compromisos pasados que tienen que ver con lo humano, la solidaridad y la cooperación internacional”.
A diferencia de Hulot, la excampeona olímpica, dueña de 5 medallas en esgrima, portaestandarte en los Juegos Olímpicos del 2012 y la cara más conocida del gabinete, tuvo la precaución de anunciar su decisión, antes que nada, al primer ministro para luego hacerla pública este 4 de septiembre.
La agencia de noticias AFP asegura que el entorno de la exdeportista reconoce que Flessel quería, después de 16 meses en el cargo, “recuperar su libertad y actuar de manera diferente” y que su renuncia “no tiene nada qué ver con los temas presupu.

Maracineanu nació en Rumanía y llegó a Francia en 1984 con su familia, que recibió asilo político. En los Juegos de Sidney 2000 ganó la plata en los 200 espalda. La exnadadora fue, entre 2010 y 2015, miembro del gobierno de la región de París en representación del Partido Socialista Francés (PSF).

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.