En 1967
En el quinto juego de la Serie Mundial entre los Cardenales y Boston, Julián Javier realizó una de las jugadas más espectaculares, cuando atrapó un rodado de George Scott tirándose de cabeza, le pasó a Dal Maxvill y se completó una electrizante doble matanza.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.