A pocos días del comienzo del Campeonato Mundial de Atletismo en Londres, hay polémica por el tratamiento que se le debería dar a las atletas con hiperandrogenismo, condición médica en la que el cuerpo produce más hormonas masculinas, como la testosterona, de manera natural. Se asegura que este año los atletas pasarán más controles excesivos y nuevas reglas.
A lo largo de la historia se han encontrado casos de atletas con esta condición que le sucede a las mujeres. Por ejemplo, en el año 2009, la atleta sudafricana Caster Semenya ganó la prueba de 800 metros pero luego sufrió depresión por la puesta en duda de su feminidad y hasta posible dopaje, lo cual descartaron después de hacerle exámenes médicos.
Sin embargo, la proliferación de estos casos (64 en el atletismo) provocó que la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), encagara una investigación sobre el tema y sus resultados comprobaron que las deportistas con altos niveles de testosterona, por la causa que sea, tienen ventajas significativas en su rendimiento.
Diversos estudios médicos han comprobado que las atletas pueden bajar su nivel de testosterona por medio de fármacos y tratamientos para reemplazar hormonas, lo cual posibilita la participación en las competencias sin las dudas de su rendimiento deportivo y natural.
Los organizadores del Mundial de Atletismo, en el que participarán 19 colombianos, anunciaron este martes que más de 600 muestras de sangre serán recogidas antes de que comience el campeonato, como un paso más en la lucha contra el dopaje.
De igual manera, aún se mantiene la suspensión a los atletas rusos por el positivo en dopaje hace más de un año por lo que no pueden competir hasta una respuesta positiva del IAAF frente a los controles de sustancias no permitidas. No obstante, algunos deportistas rusos pueden competir bajo la nacionalidad neutra (y cumplir con los requisitos impuestos por las autoridades.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.