La ex piloto de desarollo de Lotus y Renault Carmen Jordá ha señalado, tras probar un monoplaza de Fórmula E, que las mujeres tendrán mayores posibilidades de triunfar en esta categoría que en la Fórmula 1 debido a la menor exigencia física. La piloto de 29 años ha tenido la oportunidad este fin de semana de pilotar un monoplaza de Fómula E en México y tras bajarse del coche no ha dudado en comparar la categoría eléctrica con la categoría reina.
La alicantina, que forma parte de la Comisión de Deporte Femenino de la FIA desde diciembre del pasado año, ha compartido con ESPN su sensación a bordo del monoplaza eléctrico: “El de Fórmula E es un coche menos físico que el de la Fórmula 1, por la carga aerodinámica y por la dirección asistida también. Así que sí, –es más fácil–, seguro. El reto que tenemos las mujeres en Fórmula 2 y Fórmula 1 es un asunto físico y creo que en Fórmula E no lo vamos a tener”.
Jordá aboga por otras categorías en las que la diferencia física entre hombres y mujeres no suponga una barrera. “No soy yo la que decide lo que es bueno o no para las mujeres en el deporte, pero por mi experiencia, puedo decir que en la F1 y F2 hay una barrera que es física, eso no pasa en otros campeonatos, como el Karting, la F3, en GT, allí creo que las mujeres somos capaces de conseguir resultados buenos”, ha declarado.
Sin embargo, la alicantina ha querido dejar claro el mérito que tienen los pilotos de categorías como la Fórmula E y señala el alto nivel que poseen todos ellos: “Tenemos que considerar la Fórmula E como una categoría de nivel muy alto. Mira todos los pilotos que compiten allí, el coche que probé no es súper difícil de pilotar, pero hay muchas cosas que tienes que aprender a gestionar. Es un campeonato que supone un reto. Es de alto nivel. La Fórmula E ya ha tenido a algunas mujeres aquí, así que, ¿por qué no más?”. Fue precisamente Katherine Legge en 2014 quien abrió la puerta de la Fórmula E a la figura de la mujer, siendo la primera piloto de la competición.
Puerta que la F1, hasta el momento, no ha abierto. Y es que la categoría reina no ha contado con ninguna mujer a los mandos de un monoplaza en carrera. Fue Susie Wolff, expiloto de desarrollo y reserva de Williams , quien más cerca estuvo de pilotar en una carrera, aunque, se tuvo que conformar con participar en varias sesiones de entrenamientos libres. Ante la imposibilidad de dar el salto, Wolff se retiró como piloto y ahora forma parte de la misma comisión que Carmen Jordá, que procura contribuir a que el deporte de motor sea, cada vez más, un lugar accesible para ambos sexos.
“Soy miembro de la Comisión de Mujeres de la FIA y hay muchas otras mujeres allí también. Nuestro objetivo es conseguir que cada vez más féminas se involucren en los deportes de motor porque queremos hacer que los deportes de motor sean tan accesibles para las mujeres como todos los demás deportes”, ha explicado Jordá.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.