Los que han asistido a los partidos de los Toros del Este han podido ver una figura femenina en la cueva de la franquicia romanense. Se trata de Chelsea Willette, la trainer de cabecera del equipo.

Al momento de cantar playball el pasado 13 de octubre, Willette se convirtió en la primera trainer femenina en la historia de la franquicia.

Chelsea, nativa de Vermont, en la zona Norte de Estados Unidos, está en su primera temporada en la pelota dominicana, fue atleta de campo y pista en la universidad y tiene ya cinco años de experiencia en esta área.

Comenzó su carrera como trainer de cabecera en Pinnacle High School, Arizona, donde tuvo a su cargo atletas de más de 30 disciplinas.

Le ha encantado su estadía en República Dominicana, un país al cual nunca había visitado, y está disfrutando al máximo su experiencia con Los Toros.

“Me encanta, la gente es maravillosa y me hicieron sentir bienvenida desde el primer día. La comida es muy buena y me fascina poder ver el mar todos los días,” dijo la trainer taurina.

“Ese bello azul es un gran contraste, vivo en Arizona donde el ambiente es desértico, aquí uno se relaja la vista con este paisaje,” agregó.

Se preparó como trainer en la Universidad de Carolina del Norte, donde estudió una Maestría en Entrenamiento Atlético y trabajó en el verano con los Atléticos de Oakland de Las Grandes Ligas, en sus instalaciones de Arizona, donde el equipo practica en los Entrenamientos de Primavera, tratando jugadores desde Clase A hasta Grandes Ligas. También ha trabajado para los Diamondbacks de Arizona.

Cuando compara el trabajo con un equipo de Grandes Ligas con uno de la liga dominicana, Chelsea manifestó que ciertamente “hay una diferencia, aunque los muchachos son parecidos, tienen la misma ética de trabajo, en eso son similares, pero aquí es diferente pues ellos necesitan mantenerse saludables para estar en el terreno.

“En Arizona tenemos más libertades para darles terapia, rehabilitación y nos podemos tomar nuestro tiempo para llevarlos de regreso al juego, aquí son situaciones de más presión,” puntualizó.

Chelsea manifestó que trabajar con los Toros ha sido una gran experiencia pues tiene la oportunidad de trabajar con jugadores de diferentes niveles y la calidad del juego es superior a lo que ella esperaba antes de aterrizar en la isla.  Su único inconveniente en La Romana ha sido lidiar con el idioma, “he tenido algunos “bloopers” tratando de decir ciertas cosas. El otro día por querer decirle a un jugador que se sentara, dije algo totalmente diferente a lo que quería. Fue divertido, todos nos reímos, pero trataré de aprender un poquito de español, terminó diciendo.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.