Una frase popular es “mujer al volante, peligro constante”, pero un estudio ha demostrado que, de hecho, las mujeres son las que mejor manejan y son las que menos están involucradas en accidentes de tránsito. Un estudio realizado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) de Argentina reveló que las mujeres manejan mucho mejor que los hombres; incluso, solamente en el 24,3% de los accidentes llegan a estar involucradas mujeres. Los hombres son los protagonistas del 75,7% de los accidentes de tránsito.

Según la Organización Mundial de la Salud, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en accidentes de tránsito. Entre los conductores jóvenes, los varones menores de 25 años tienen el triple de posibilidades de morir que las mujeres jóvenes.

Para Luciana Dietrich, fundadora y directora de la ONG Mujeres al Volante, este fenómeno no es casual: “Para los hombres ir a sacar la licencia de conducir puede ser un trámite más, para nosotras es algo más que un procedimiento”. En su organización, Dietrich ha aprendido de relatos de mujeres que le demuestran cómo funcionan la cultura machista y los automóviles.

En el estudio del CESVI se reveló que, por un lado, los hombres tienen una mayor habilidad técnica que las mujeres, por ejemplo, en la coordinación de brazos y piernas. Pero las mujeres invierten un 20% más de tiempo en aprender las maniobras. Lo que se interpreta como miedo por los hombres, en las mujeres es precaución. “Las mujeres por lo general somos más precavidas porque somos más empáticas y pensamos en todo lo que nos rodea en las calles: peatones, ciclistas, motos, transporte público. Esto hace que respetemos más las normas de tránsito también”, agrega Dietrich.

Esto se ejemplifica con la prueba de velocidad de CESVI en la que solamente un 10% de las mujeres superaron la velocidad de consigna, mientras que el 40% de los hombres pasó las velocidades máximas exigidas (a pesar de que a ambos grupos se les explicó que no debían sobrepasar la velocidad marcada). Hay mujeres que manejan bien y mujeres que manejan mal, pero esto también pasa con los hombres. No es una cuestión de género.

Las taxistas dan más seguridad

En muchos países hay redes de taxis conducidos por mujeres. Los “Taxis Rosas” en México, “Femitaxi” en Brasil, “Pink Taxi” en Pakistán y “SheRides: Women For Women” en New York son algunos de los ejemplos del “nuevo empoderamiento femenino” que elige a quién llevar y a quién no, que brinda seguridad simplemente porque la persona que maneja el auto es mujer y el usuario o usuaria así lo prefirió.

 

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.