El nombre de Ronda Rousey ha sido en los últimos años sinónimo de éxito en los deporte de contacto y entretenimiento. La medallista olímpica ha dejado bien claro en su año en WWE que ha nacido para esto, que ha nacido para entretener y poner su salud en peligro de una u otra manera.

No se había anunciado de manera oficial, pero muchos ya sabíamos que el combate de WrestleMania entre Ronda Rousey, Becky Lynch y Charlotte Flair, bien podría significar el último de Rousey en la compañía, no sabemos si para siempre o al menos sí por un largo periodo de tiempo. Es por ello que cuando pensamos en Rousey lo hacemos dejando entrever una sonrisa cómplice dadas su aptitudes en el cuadrilátero, y no podemos dejar de pensar en lo que habría llegado a ser con algo más de tiempo sobre el mismo.

La pasada semana, Ronda Rousey aparecía por primera vez en un acto público en representación de WWE, tras su derrota en WrestleMania (acto al que corresponde la foto anterior). Rousey aparecía junto a John Cena, Triple H y Stephanie McMahon en la gala que Fox Entertainment celebraba en el Beacon Theatre de Nueva York y en una entrevista posterior dejaba bien claro que ya echa de menos WWE.

Video thumbnail
De esta forma Ronda Rousey ‘destruyó’ a la seguridad privada de Alexa Bliss

Ronda Rousey no escondió su propia sorpresa a la hora de enamorarse de este deporte de entretenimiento: “Me enamoré completamente de la competición y de todas cada una de las personas que trabajan allí. Creo que he encontrado un gran número de ese tipo de amigos que duran para siempre y que realmente no esperaba que fuera así. Pensaba que iba a ser una cosa más, pero se convirtió en toda mi vida”, expresaba la luchadora.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.