La ex-campeona de peso gallo del UFC y actual luchadora de la WWE, Ronda Rousey, recientemente participó en una sesión de preguntas y respuestas en el WildCard boxing gym en Las Vegas. Allí, Ronda se refirió a cómo afrontó las derrotas que le fueron propinadas por Amanda Nunes y Holly Holm (vía MMAJunkie):
Ronda Rousey: “Lloré mucho, me aislé. (Travis Browne) me apoyó, me permitió llorar, y eso duró dos años. No pude haberlo hecho sola. Hay un montón de cosas que debes recordar. Toda oportunidad perdida es una bendición disfrazada”.
“Tuve que aprender de la experiencia. De las peores cosas han surgido las mejores. El tiempo es un gran maestro. El tiempo pasa, incluso con los malos momentos”.
“Mis padres esperaban que fuera especial, así que yo esperaba ser especial. Simplemente intentaba generar el trabajo que quería, y no hubiera tenido la audacia para hacer eso si mi madre no me hubiese dicho que yo podía”.
“Pero una cosa que mi madre nunca me enseñó, fue cómo perder. Ella nunca quiso que yo lo considerara como una posibilidad. Ella decía, ‘Deja que apeste. Merece apestar’”.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.