Oficialmente, Ronda Rousey es una leyenda del UFC.
Este jueves por la noche, Rousey volvió a hacer historia en el UFC al convertirse en la primera mujer inmortalizada en su Salón de la Fama.
Rousey fue la primera mujer campeona del UFC, manteniendo el cinturón de peso gallo del 2012 hasta el 2015, defendiéndolo en seis ocasiones distintas. Ganó sus primeros 12 combates profesionales, todos por sumisión, la mayoría de los cuales terminaron en menos de un minuto.
“Este es un gran honor, no sólo participar para llevar a las mujeres a la vanguardia de este deporte, sino ahora al Salón de la Fama del UFC”, declaró Rousey en un comunicado. “Espero ser la primera de muchas”.
Rousey tiene el récord de cuatro de las cinco finalizaciones más rápidas en la historia del peso gallo femenil del UFC.
La ex campeona de judo y medallista olímpica de bronce fue una de las atletas más dominantes y populares que haya visto el deporte.
Rousey tenía una sensación de invencibilidad hasta su derrota por nocaut en el segundo round ante Holly Holm en el 2015. Volvió un año más tarde pero fue noqueada de nuevo, esta vez en apenas 48 segundos del primer asalto frente a Amanda Nunes.
Rousey no ha competido en las artes marciales mixtas desde esa derrota. Firmó con la WWE en enero del 2018.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.