María Paula Buzaglo le insistió durante varios días a su padre para que la inscribiera enclases de Muay Thai, un deporte de contacto poco practicado por mujeres en su natal Perú. Tenía 14 años cuando pudo convencer a su familia y asistió a su primer entrenamiento, donde recibió una dura golpiza, que más allá de intimidarla, la impulsó a querer demostrar que era capaz de defenderse.

Eso la llevó a las artes marciales mixtas y ser una de las máximas promesas peruanasen esa disciplina a pesar de los contratiempos que tuvo que sortear, como cuando migró a Estados Unidos para entrenarse en California y sufrió discriminación. Pero el recuerdo de aquel primer entrenamiento cuando juró que se convertiría en una guerrera, siempre estuvo presente para darle fuerzas.

“Empecé solo porque le pedí a mi papá que me llevara a entrenar porque mi hermano ya entrenaba. En mi primera clase me pegaron, pero yo soy picona, me quedé con ganas y quise regresar para pegarle de regreso, así empecé a entrenar fuerte y en 2015 a mis15 años, ya estaba peleando en el Mundial de Muay Thai en Tailandia, lo gané y a los 16 o 17 me cambié al MMA. Viajé a California y es ahí donde conocí a mi mánager que se ha conseguido todo esto, yo debuto a los 18 en MMA”, cuenta vía telefónica a Infobae Méxicola peruana de 19 años de edad.

De largo cabello castaño y una noble mirada, a simple vista María Paula no parece ser a una poderosa peleadora. Pero su voz es tan fuerte como sus golpes y denota seguridad, esa con la que se plantó en territorio estadounidense y se dispuso a demostrar su capacidad a pesar de la discriminación que sufrió al llegar por el simple hecho de ser mujer.

“Siempre me ha apoyado la gente a mi alrededor, y los que no me han apoyado es gente que no me importa, como cuando llegué al gimnasio en California no me aceptaron por ser mujer, pero recién pude ser aceptada cuando me vieron entrenar”, comparte. “De hecho es un deporte súper fuerte y agresivo pero gracias a dios, mi familia siempre me ha apoyado, mi hermano peleaba profesional antes, entonces siempre ha estado en mi círculo”.

El MMA cada vez gana más adeptos en Perú, pero aún son muy pocas las mujeres que lo practican. Esa fue una de las razones por las que Buzaglo decidió probar suerte en California y por lo que intentará imponerse ante la peligrosa mexicana Alitzel Mariscal y así poder ser un ejemplo para otras chicas de su país.

“En Perú no hay muchos peleadores tan estrellas”, lamenta María Paula. “Algo que me afecta es que no hay muchas peleadoras acá en Perú para entrenar y espero que eso poco a poco vaya creciendo”.

Buzaglo tiene una marca de 1-1, mientras que Mariscal está invicta con 2-0 y un nivel demostrado en sus anteriores combates sumamente elevado. Es así que el próximo 31 de mayo en Combate Perú en el Coliseo Manuel Bonilla de Miraflores, tendrá un desafío de alto calibre frente a su público.

“Les prometo que voy a dar una guerra, mi bandera en casa se tiene que respetar y va a ser una muy buena pelea y espero que todos estén apoyándome y a todos los que pelearán esa noche”, afirma. “He estado entrenando súper fuerte, 3 veces al día, 6 días a la semana. No he faltado a ningún entrenamiento, lo he dado todo de mí y sé que va para adelante mi rival, es buena, si no lo fuera no estaría en Combate Américas y va a ser una muy buena pelea porque me siento súper preparada para acabar la pelea lo más rápido”.

Su pelea pactada en peso paja (52kg) será de las más esperadas, tanto por quienes asistirán a la velada como para sus fieles seguidores, de los que al menos se pueden contabilizar más de 15.000 en su cuenta de Instagram. María Paula será parte de un día histórico para el MMA en Perú, toda vez que Combate Américas nunca había pisado territorio inca.

“Todo se va a ver ahí en la jaula, pero lo que sí nunca van a ver es a María Paula yéndose hacia atrás”, asegura. “A mí me gustaría ser recordada como una mujer guerrera que nunca se da por vencida y siempre da todo de ella y más porque empecé desde niña, creo que las mujeres pueden tener sueños y conseguirlos”.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.