LAS VEGAS. La campeona de peso pluma del UFC, Cris “Cyborg” Justino, indicó que aún tiene pensado boxear de manera profesional en algún punto, incluso después de su contrato recién firmado con el UFC.
Justino (18-1) está programada para defender su título de las 145 libras contra Holly Holm en UFC 219 el 30 de diciembre en Las Vegas. Es posiblemente el enfrentamiento más atractivo para realizar en cualquiera de las divisiones femeniles.
Además de esa pelea, Justino recientemente acordó un nuevo contrato con el UFC. El contrato llegó dos meses después que Justino recibió su licencia como boxeadora profesional en California, la cual asegura tiene pensado usar.
“UFC sabe que estoy interesada en boxear y que los aficionados al box han comenzado a pedir peleas contra [la ex campeona] Layla McCarter y [la campeona] Cecilia Braekhus”, declaró Justino a ESPN.
“Tengo algunas peleas programadas con el UFC en las que tendremos que enfocarnos, sin embargo, tengo mi licencia de boxeo porque eventualmente intentaré tener una pelea de boxeo profesional, y el UFC sabe esto”.
Bajo los términos de su contrato previo con el UFC, Justino estaba programada para convertirse en agente libre en el 2018. Consideró firmemente probar la agencia libre antes de finalmente firmar su acuerdo para quedarse en el UFC.
Históricamente, los contratos de UFC han evitado que sus atletas boxeen. El combate de boxeo de este verano entre Floyd Mayweather y la estrella del UFC, Conor McGregor, fue una extraña excepción.
Pero durante una reciente aparición pública, el presidente del UFC, Dana White, confirmó que él y el UFC están pensando en el boxeo. Justino no quiso especificar si su debut en el boxeo podría ocurrir bajo el nuevo contrato.
“Estaba preparada para pelear mi contrato [previo]”, indicó Justino. “Quiero agradecer a [el ejecutivo del UFC] Hunter Campbell y mi manager George Prajin por trabajar muy bien mutuamente para concretar este acuerdo. Estoy emocionada por sentir finalmente que la marca Cyborg y UFC están comprometidas por construir algo juntas.
“Dejaré que mis manejadores y el UFC decidan cuándo se harán públicas esas discusiones [respecto a su debut en boxeo], sin embargo, diré que en los próximos 15 meses, mi equipo comparte los mismos objetivos que el UFC”.
Justino, quien es originaria de Brasil y ahora pelea representando al sur de California, ha tenido una relación de altibajos con el UFC. La empresa le pidió a Justino que bajara a una pelea de peso pactado en 140 libras en sus primeras dos apariciones, ya que no había abierto aún su división de las 145 libras.
La empresa no estuvo satisfecha cuando Justino rechazó una oferta para pelear por su título de peso pluma inaugural a principios de este año.
Este nuevo acuerdo, sin embargo, parece marcar un nuevo capítulo en la relación. Y una lucrativa pelea de final de año contra Holm, una ex campeona de artes marciales mixtas y boxeo, es una buena manera de arrancar.
“Pronostico una gran pelea”, sentenció Justino. “Sin embargo, los aficionados podrían estar esperando que esto parezca una pelea de boxeo o Muay Thai. Estoy emocionada por mostrar mi madurez como artemarcialista y mostrar mis habilidades. MI equipo bromea que esta será la pelea que gane por palanca al brazo, pero no me concentro en el resultado. Voy a seguir entrenando y dejaré mi actuación a la gloria de Dios”.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.