La ciclista alemana Kristina Vogel, campeona olímpica en Londres-2012 y Río de Janeiro-2016, quedó en una silla de ruedas después de sufrir una fractura en la médula ósea en un accidente, reveló hoy la deportista.
Vogel, 11 veces monarca mundial, estuvo involucrada en una colisión a toda velocidad con otro pedalista en una pista durante un entrenamiento el 26 de junio pasado, en la ciudad germana de Cottbus, y tuvo que ser sometida a varias operaciones.
La Federación Alemana de Ciclismo de Pista señaló entonces que había sufrido una lesión de columna vertebral.
Creo que cuanto antes se acepte una situación, más fácil se hace lidiar con ella, afirmó Vogel, quien precisó que su médula ósea se cortó a la altura de la séptima vértebra y afectó la región del pecho para abajo.
‘Allí transcurre el límite entre la sensibilidad y la pérdida de sensibilidad, en la parte izquierda llega hasta más abajo que en la derecha’, explicó.
Vogel era la deportista de mayor éxito en la historia del ciclismo de pista de Alemania. En Londres 2012 ganó de forma inesperada el oro olímpico junto con Miriam Welte y en Río de Janeiro se alzó con el título en la carrera individual.
Su equipo, el Chemnitzer Erdgas, lanzó una campaña para recaudar donaciones bajo el hashtag #staystrongkristina con las que ya ha conseguido reunir unos 120 mil euros (138 mil dólares).
Según la pedalista, de 27 años, después del accidente no quiso que nadie la viera parapléjica.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.