Que el mundo del deporte todavía arrastra prejuicios de índole machista y que hay un largo camino por recorrer, es algo que se pone de manifiesto todos los días. La NBA no vive ajena a todo ello.

Así puede verse en unas declaraciones realizadas por un ‘veterano entrenador’ que ha querido quedarse en el anonimato sobre lo difícil que es tener a una mujer en los banquillos. El artículo ha sido publicado en el portal del SB Nation y ha generado gran revuelo.

“No se puede tener una entrenadora que esté buena, los jugadores se pasarían el día intentando acostarse con ella. La NBA sigue siendo un ecosistema muy sexista. He escuchado cómo hablan los jugadores de las mujeres. Tengo una hija y a veces me resulta muy molesto… Pero no es algo de ahora, no es algo que haya empeorado con los años. Siempre ha habido en la sociedad hombres a los que les ha incomodado trabajar para mujeres y muchos jugadores de la NBA tendrían un problema con ello”, ha dicho.

En la actualidad, en la NBA destaca una entrenadora, Becky Hammon, quien lleva desde 2014 como una de las asistentes de Gregg Popovich en los San Antonio Spurs. No obstante, el resto de entrenadores en los banquillos son exclusivamente hombres.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.