Las estrellas de la NBA siguen demostrando su implicación en la lucha por la igualdad racial o de género.
El último en hacerlo ha sido el nuevo compañero de Pau Gasol en los Spurs DeMar DeRozan.
El escolta ‘all star’ se ha sumado a la lucha por la paridad salarial de las jugadoras de la WNBA.
Skylar Diggins-Smith, jugadora de las Dallas Wings, fue la primera en hablar sobre la necesidad de empezar a igualar los sueldos de ambos géneros y ahora se ha sumado el nuevo jugador de San Antonio.
“Estas mujeres definitivamente deberían estar bien pagadas”, aseguró el jugador de San Antonio.
El escolta californiano no es la única estrella de la NBA en pedir la equiparación salarial con las jugadoras de la WNBA. Isaiah Thomas, fichaje principal de los Nuggets para esta temporada, aprovechó el altavoz de ‘The Player’s Tribune’ para seguir haciendo fuerza.
“Tenemos que hacer más ruido sobre el tema de los sueldos de las jugadoras de la WNBA. Mucho más ruido. Deberían ganar mucho más dinero del que ganan ahora mismo. Eso es obvio.
Son atletas profesionales y modelos para la sociedad. Son las mejores del mundo en lo suyo y deberían cobrar como tal. Hay mejores salarios ahí fuera si ellos quieren. Hablemos sobre ello. Si no respetas el baloncesto femenino, eres una broma”.
Las voces masculinas se suman a las de ex jugadoras como Cappie Pondexter que aseguró que apenas llegó a las seis cifras al año en su etapa como jugadora.
“He estado en la liga durante 13 temporadas, ganando el mínimo para veteranas que es de 113.000 dólares durante las últimas cinco temporadas, lo que no es nada comparado con la NBA. No digo de tengamos que ganar lo mismo que ellos, pero tenemos que avanzar en este aspecto”.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.