Maya Moore, una de las mayores estrella de la WNBA y una de las mejores jugadoras de todos los tiempos, ha anunciado que no jugará al baloncesto profesional la próxima temporada. En una carta publicada en el portal ‘The Players Tribune’, la alero descubre que el motivo de su año sabático es «conocer a Jesús y que otros le conozcan».a l

A sus 29 años, Moore atesora un palmarés extraordinario. Ha ganado cuatro títulos de la WNBA con las Minnesota Lynx, donde coincidió con la española Anna Cruz, un MVP de las Finales, un MVP de la temporada y ha sido cinco veces All-Star. Jugando en Europa, donde pasó por el Ros Casares valenciano, ha ganado dos Euroligas y, con la selección estadounidense, ganó dos oros olímpicos. Ya fue baja en el último Mundial Femenino disputado en Tenerife.

«Mi prioridad en 2019 no estará en el baloncesto profesional, sino en la gente de mi familia, así como en invertir tiempo en algunos sueños que vengo alojando en mi corazón durante muchos años», asegura Moore en su carta, en la que dice que echará “de menos el día a día, mis relaciones con mis compañeras y la familia del baloncesto. Pero ese no a la temporada 2019 me permite decir sí a mi familia y a la fe como nunca antes había podido. Estoy segura de que este año será difícil de modos que aún ni siquiera conozco pero también que será gratificante en formas que también desconozco”.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.