Las Dallas Wings de la WNBA arrancaron el curso como un tiro y con una racha de siete victorias en ocho partidos lograron situarse en los primeros puestos de la clasificación con un balance de 14-9.
Además fue cuando Liz Cambage estableció un nuevo récord de anotación en la historia de la competición con los 53 puntos que consiguió frente a New York Arlington.
Hasta ahí todo iba sobre ruedas pese a que la jugadora canaria aún no tenía demasiado protagonismo en la rotación.Sin embargo todo se torció y nueve derrotas consecutivas han llevado al equipo hasta la octava posición con 14 partidos ganados y 18 perdidos, lo que les sitúa al límite de los puestos de unos ‘playoffs’ que quedarán decididos este domingo 19 de agosto cuando finalice la liga regular.
Esta situación generó tanta tensión que la franquicia anunció la destitución del entrenador Fred Williams después de que este protagonizara una pelea con Greg Bibb, presidente del equipo, en los vestuarios después de caer contra los Washington Mystics.Todo parece indicar que será la exjugadora Taj McWilliams-Franklin la que se encargue de llevar las riendas del equipo hasta que finalice la temporada.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.