Caster Semenya tendrá que reducir sus niveles de testosterona para poder seguir compitiendo. La atleta ha perdido la batalla legal contra las reglas diseñadas por la Federación de Atletismo Internacional(IAAF) para disminuir los niveles naturalmente altos de testosterona en algunas corredoras, aunque el TAS reconoce que esas reglas propuestas son discriminatorias.

El tribunal de tres jueces de la Corte de Arbitraje para el Deporte dio un veredicto complejo y “desestimó las dos solicitudes de arbitraje” de Semenya y el órgano rector de atletismo. En una sentencia histórica, el tribunal dice que las reglas propuestas por la IAAF sobre atletas con “diferencias de desarrollo sexual (DSD)” son discriminatorias.

 

 

 

Tal discriminación es un medio necesario, razonable y proporcionado para preservar la integridad del atletismo femenino”

Sin embargo, los jueces resolvieron 2-1 que “sobre la base de la evidencia presentada por las partes, tal discriminación es un medio necesario, razonable y proporcionado para lograr el objetivo de la IAAF de preservar la integridad del atletismo femenino en los Eventos Restringidos”. La IAAF cree que las corredoras con altos niveles de testosterona tienen una ventaja injusta en los eventos de 400 metros a la milla.

Semenya, dos veces campeona olímpica en los 800 metros, ahora se verá obligada a medicarse para suprimir sus niveles de testosterona si quiere defender su título mundial en septiembre en Doha, Qatar. Sin embargo, los jueces del TAS dicen que la IAAF todavía no debe aplicar las reglas a los 1.500.

El TAS destaca que todavía no se debe aplicar la reglas a los 1.500 metros

El tribunal con sede en Lausana (Suiza) había previsto inicialmente dar su veredicto a finales de marzo -medio año antes del inicio de los Mundiales de Atletismo de Doha- pero optó por posponer un mes la decisión, alegando que las partes en liza habían presentado nuevas alegaciones.

La norma de la IAAF, ratificada por el TAS, impedirá participar en pruebas de medio fondo a las atletas que no mantengan sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro de sangre durante al menos seis meses antes de competir.

 

Hasta la fecha, el umbral de tolerancia para los niveles de testosterona estaba en los 10 nanomoles y ahora se reducirá a la mitad porque, según estudios a los que alude la IAAF, una mayor proporción aumenta un 4,4 % la masa muscular, entre un 12 y un 26 % la fuerza y un 7,8 % la hemoglobina.

 

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.