Kayla Morri s es una animadora de los 49ers que este domingo en la NFL se ha convertido para algunos en toda una heroína estadounidense al quedarse arrodillada, en señal de protesta a Trump, mientras sonaba el himno americano.
Aunque es la primera animadora en reivindicarse de esta manera, no es quien ha iniciado esta reivindicación sobre el campo. En 2016, un jugador del mismo equipo que Morris, Colin Kaepernick, desató una gran polémica al hacer lo mismo durante toda la temporada. Su acción le valió una oleada de críticas y algunos señalan que su protesta le llevó a su actual falta de contratos y el declive de su carrera.
Kaepernick fue la chispa que prendió la mecha de una oleada de protestas que se desató ese mismo año por los campos de la NFL, con centenares de deportistas hincando la rodilla y negándose a cantar el himno.
Desde que se inició la polémica, Trump ha asegurado que considera una auténtica falta de respeto el no escuchar el himno de los Estados Unidos en pie. “La primera vez que un jugador se arrodille, fuera del partido. La segunda vez, fuera de la temporada y sin paga”, rezaba un amenazante tweet de Donald Trump en julio.
Morris, sin embargo, no ha dudado en seguir los pasos de Kaepernick y protestar contra la violencia que sufren los afroamericanos en Estados Unidos. El episodio podría pasar sin pena ni gloria como una polémica más en redes, o bien, podría llegar a las altas esferas y provocar la sanción de la animadora en la NFL ya que en mayo de este año, la liga de fútbol americano prohibió explícitamente a los jugadores escuchar el himno arrodillados.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.