SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A media mañana del sábado los alrededores del mercado Modelo, en la avenida Mella, se colorearon de naranja, ante la curiosidad de los viandantes, vendedores, conductores y comerciantes. Mayor era la sorpresa cuando se acercaba Janet Camilo, la ministra de la Mujer, para conversar, entregarles un bochure o solicitar permiso para colocar una calcomanía con los números de la Línea de Auxilio.

Este es un servicio que ofrece asistencia legal, piscológica, rescate y protección a las víctimas de violencia machista, labora 24 horas ininterrumpidas y dispone de los números: 809 689 7212 gratis: 809 200 7212 y desde móvil Claro: *212.

Camilo y casi 30 colaboradores del ministerio que dirige se diseminaron en las calles adyacentes y dentro de la propia plaza comercial para llevar el mensaje. A su paso recibieron mensajes de apoyo y la colaboración de todos los comerciantes, quienes incluso pedían la pegatina para colocarla en sus casas y así llevar el mensaje al barrio.

“Esto es importante, los hombres tienen que entender que no hay que matar a una mujer que ya no te quiere. Uno tiene que tener vergüenza, ¡si no te quiere busca otra!”, expresó Ramón Holguín, de unos 60 años y vendedor de plátanos en un triciclo.

Este operativo de información y sensibilización se suma a las Mesas de Trabajo que inició el Ministerio de la Mujer hace dos semanas en Santiago y San Cristóbal, como refuerzo de la Ruta Crítica contra la violencia machista y que procura reforzar las políticas de prevención junto a las organizaciones que integran el Sistema de Prevención de la Violencia contra la Mujer: las autoridades locales, la Procuraduría General de la República, la Policía Nacional, el Conani, el Ministerio de Salud Pública y la sociedad civil.

Los operativos “Cara a Cara” se repetirán los fines de semana en distintos puntos del país y la Dirección de Prevención de la Violencia ya tiene organizada un agenda de 25 Mesas de Trabajo en distintas provincias.

 

0 Comentario

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.